Daily Archives: 29 octubre, 2015

Jóvenes sin experiencia no acceden rápidamente al mercado laboral

Según estadísticas de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la tasa de desempleo en jóvenes de América Latina y el Caribe es de dos a cuatro veces mayor que la de los adultos. Sin embargo, en Colombia para cambiar esta realidad se han implementado nuevas alternativas educativas para aumentar la experiencia laboral desde la formación profesional.

En Colombia, el Ministerio de Educación afirma que los jóvenes que han culminado sus estudios de pregrado, en promedio, el (27%) logra obtener su primer empleo entre un periodo de seis meses, el (10%) entre siete o más meses y el (61%), que  trabaja y al mismo tiempo estudia, continua sus actividades laborales después de graduarse”.

La alta demanda laboral juvenil se mantiene y entre los factores más comunes  que reducen las oportunidades, es la falta de experiencia en el mundo empresarial, convirtiéndose este, en el  principal obstáculo para jóvenes egresados que aspiran iniciar y crecer profesionalmente.

Este panorama, requiere impulsar nuevas alternativas y diseños educativos que les permitan a los jóvenes adquirir experiencia desde su formación. En este sentido, Colombia no se encuentra tan lejos, por más de 10 años en el país se ha venido implementado el modelo educativo alemán, el cual está diseñado para que los estudiantes combinen la formación teórica con la práctica en escenarios empresariales.

Para Álvaro Carrizosa, Rector de  Uniempresarial, una de las academias pioneras en desarrollar y transferir este modelo alemán en Colombia, afirma que: “El objetivo del ‘modelo dual’ es cerrar la brecha entre la academia y la empresa para que el estudiante dimensione lo que requiere el sector empresarial y  su vez, el sector adapte a los estudiantes a las necesidades del mercado”.

Este método, denominado sistema dual, les ofrece a los estudiantes mejores alternativas de aprendizaje, enfocadas en transferir y ejecutar el conocimiento aplicado del aula, en las organizaciones. “A partir de unas prácticas directamente direccionadas de manera colaborativa con las empresas, se ayuda a que el conocimiento que se adquiere en la institución se reafirme a lo largo de la carrera del estudiante”, asegura Álvaro Carrizosa.

A través de esta formación profesional, los alumnos conocen la realidad empresarial y adquieren, al mismo tiempo, la experiencia que tanto exigen las empresas al abrir una vacante laboral. “Nuestra idea académica, es que en el futuro, el talento y los jóvenes puedan movilizarse sin fronteras. Así tendremos un continente competitivo y sólido”, añade Goe Rojas, Vicerrectora Universidad Uniempresarial.

Por otro lado, el éxito profesional, mediante este modelo, se ve reflejado incluso al momento de iniciar el pregrado porque simultáneamente, el estudiante tendrá la oportunidad de sumar experiencia, hábitos y responsabilidades que el mercado actual exige. “En Uniempresarial, los estudiantes durante el semestre están tres meses en la academia y tres meses en una empresa. Así garantizamos que aplican el conocimiento a la realidad empresarial”, concluye la Vicerrectora.

Finalmente, lo que se busca a partir de esta metodología, es innovar en un sistema educativo tradicional y competitivo. Este modelo se ha desplazado a otros países y su propósito es  adaptarse a las principales necesidades de las empresas. Uniempresarial ha llevado el ‘modelo dual’ a otras ciudades de Colombia y países de Latinoamérica como México, Perú y Ecuador.

Tesis doctoral recibió la mención Magna Cum Laude

La tesis doctoral ‘The molecular mechanisms by which mortail influences apoptosis’ realizada por la doctora Carolina Londoño recibió la mención Magna Cum Laude, mención que realiza el Doctorado de Ciencias Médicas de la Universidad Pontificia Bolivariana en convenio con la Universidad de Carolina del Norte.

Esta tesis fue laureada por el trabajo realizado en el estudio de la proteína mortalina y su relación con las enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer, ya que puede convertirse en un método de diagnóstico en el cual a través de una expresión de proteínas, se pueda identificar de manera preventiva la probabilidad de que una persona sea propensa a desarrollar enfermedades neurodegenerativas.

Además, el estudio también permitió observar cómo responden las células ante una serie de estímulos como la temperatura y la iluminación que finalmente se traduce en un estrés que permite analizar el comportamiento de la motalina.

Resultados:

Algunos de los resultados que más se destaca, es la interacción de algunas proteínas que aún no se han reportado y que pueden ayudar a entender enfermedades neurodegenerativas, y que a su vez, puede servir como estudio preliminar para algunos tipos de cáncer.

Vea la entrevista realizada a Carolina Londoño.