Daily Archives: 3 abril, 2018

5 errores comunes al aplicar a una Universidad que puedes evitar

Una aplicación universitaria puede estar constituida de un sinfín de documentos, una declaración personal, referencias, calificaciones, identificación, un portafolio… Infinidad de cosas a considerar y a tener en cuenta. ¿Cuáles son entonces algunos de los errores más comunes a tener en cuenta.

  1. Comprometerte antes de estar listo

Tu elección de Universidad tendrá un gran impacto, no solo en tu educación y futuro profesional, sino en quién serás como persona. Es por esto que es de la mayor importancia que tomes la decisión sobre en dónde estudiar con bastante seriedad y ponderación.

Si aún estás por tomar tu decisión y sientes que es necesario, es preferible que te tomes un tiempo (como un semestre o un año sabático) para asegurarte de que estés hacienda lo correcto.

  1. No manejar con realismo las expectativas

Una aplicación universitaria es un gran Proyecto en sí mismo, requiriendo de gran atención a los detalles y de perseverancia. Así que asegúrate de entender completamente lo que se espera que entregues. ¿Incluyes todo lo que te ha sido solicitado? ¿Manejas un estándar alto? ¿Cumple con la extensión y formato indicado?  ¿Sientes que lo que escribiste de verdad te representa?

  1. Esperar hasta el último momento

Encontrar la motivación para trabajar puede ser un reto en sí mismo, pero puede ser particularmente prejudicial al hacer tu aplicación por varios motivos.

Ciertos cupos universitarios se llenan rápidamente y requieren que envíes tu aplicación lo antes posible. También puedes enfrentar demoras que escapan a tu control, especialmente al aplicar a un estudio en otro país, tal como el visado. Entregar tu solicitud temprano te da un margen de maniobra en caso de que te enfrentes a un imprevisto que ponga es riesgo tu proyecto. ¿Qué tal si se cae el internet, o hay un corte de electricidad, o una descarga eléctrica arruina tu disco duro?

Aplicar temprano también significa que serás uno de los primeros en ser tenido en cuenta, lo que es evidencia de una buena ética de trabajo. Esto puede ser incluso un aspecto positivo para los evaluadores de tu solicitud.

  1. Confiarte demasiado

Es bueno tener confianza, pero la confianza sin sustento, la arrogancia y esperar que te acepten solo porque tienes buenas calificaciones o creer que solo es cuestión de tiempo para que te acepten es una forma segura de fallar tu objetivo de ingresar a la institución de tus sueños.

  1. No solicitar ayuda

Si escribes y piensas algo por mucho tiempo, a veces empieza a volverse un gran enredo de frases e ideas desconectadas. Cuando escribes tu aplicación, pide consejo a gente de confianza para que la lean y te den ideas de cómo mejorarla. Por supuesto, la responsabilidad recae solamente en ti, pero contra con el apoyo de profesores, familia, amigos al revisar tu aplicación puede obrar milagros.

También puede serte de utilidad visitar una feria de estudios, en donde expertos asesores educativos y representantes de diversas instituciones con reconocimiento internacional pueden echarte una mano y ayudarte a completar tu aplicación de la mejor manera.

Una de estas ferias es Expo-Estudiante, la cual se llevará a cabo en Colombia durante el mes de abril: Cali (abril 10), Medellín (abril 12) y Bogotá (14 y 15 de abril). Regístrate ya gratuitamente.